Para hacerlo más Fácil

Leonardo Jardim ha levantado la Ligue 1 y se ha quedado a un paso de la final de la Liga de Campeones construyendo un equipo acorde a las características de casi todos sus hombres. No debe decirse sólo de sus mejores hombres porque incluso invirtió ideas que favorecían un ritmo tan alto al que se sumaba su pivote menos experimentado y desordenado, Tiémoué Bakayoko. Y es que en general, la plantilla del Mónaco agradeció lo imaginado por el técnico portugués, pues no todos podrían haber interpretado diferentes papeles en según que sistemas. Uno de los pocos que podría haberlo hecho y que seguramente lo hubiera agradecido para ser todavía más de lo que ya ha sido en el Principado es Bernardo Silva, reciente y flamante fichaje del Manchester City de Pep Guardiola.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
El talentoso mediapunta portugués llega al Etihad Stadium con una ventaja interesante, y es precisamente haberse manejado en un equipo de ritmo muy alto, justo lo que la Premier le ha mostrado con total cercanía a su nuevo entrenador. El de Santpedor ha experimentado durante nueves meses y en primera persona todo lo que le advirtieron de la Premier, una liga, más bien una cultura, que bien podría haber definido al relámpago monegasco, al equipo de Kylian Mbappé. Su nuevo jugador tuvo que jugar rodeado de velocidad y electricidad, así que su misión fue conectar y pausar, dos verbos diferentes entre sí pues en muchas ocasiones, Bernardo ha conectado con los puntas en mitad de la tormenta, sin ser la calma. Bernardo es muy bueno y Pep lo va a utilizar para todo.

Para Guardiola, construir su inconfundible juego de posición ha sido muy difícil. Las leyes físicas y rítmicas del fútbol inglés le han negado no sólo un mayor protagonismo en los encuentros sino un equilibrio del que se ha quedado lejos. Precisamente, su eliminatoria frente al Mónaco explicó buena parte de sus problemas para controlar los encuentros y es por eso que su primer Manchester City se pareció más al de sus jugadores y al de su campeonato. A falta de conocer qué nombres se encargaran de la distribución y los primeros pases, el técnico catalán tendrá en Bernardo un jugador exquisito en lo técnico, notablemente imaginativo y lo más importante, extraordinariamente delicado a la hora de posicionarse y facilitar peldaños a la pelota. Bernardo Silva es la suma de técnica y lectura.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Hasta ahora, el portugués ha mostrado su mejor fútbol entre dos líneas enemigas. Usando la banda como lugar de partida, pues atesora un formidable desborde cuando se interna, Silva parece más indicado que cualquier otro para ser tan pequeño como es y tan pequeño como lo sea el espacio que le deje el oponente. Si bien en la Premier no se trabaja con minuciosidad los espacios interiores a nivel defensivo, Silva es un plus a la hora de ofrecer muchas alternativas por delante del balón. Para Guardiola es básico mantener la altura de cada una de sus líneas cuando saca la pelota, que haya efectivos a la espalda de cada línea de presión. Si Guardiola obtiene calidad y adaptación en los posibles nuevos mediocampistas para llevar la pelota arriba, su línea de tres cuartos sumará un jugador de incontestable realidad.