Roma/Barcelona 21

Pues que se exime a Messi, en demasía, a mis ojos, de toda culpa en la derrota y se le atribuye toda la responsabilidad de las victorias pero, al mismo tiempo, se enaltece en las victorias a figuras como Piqué, Busquets, Suárez o, en su momento y recientemente, Neymar y Alves -justamente, en mi opinión, dado que son de los mejores del mundo en sus puestos y algunos en términos absolutos, también- pero cuando éstas no se dan, se vuelven a mediocrizar en exceso por el simple hecho de, en cierto grado, amortiguar el golpe/deterioro que eso supondría en la figura de Messi. Y en parte entiendo que eso pase.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
A Messi el culé lo ha relacionado con el Barcelona más exitoso porque ha sido, con total seguridad, la variable más correlacionada con el FCB más exitoso y el hecho principal de que el Barcelona como club y, por extensión, el aficionado culé medio, haya pensado que lograr “alcanzar” -en términos de status, prestigio a nivel internacional y crecimiento potencial de club, variables que, irremediablemente, se retroalimentar- al Real Madrid no solo será posible, si no que podía serlo incluso en un intervalo ridículamente pequeño y eso gracias a un jugador: Leo Messi. Como decía Abel hoy, cuando Messi tenía 23 años y había ganado 3 Champions -su club 4- y el Real tenía 9, de verdad existía la idea de que eso ocurriese. Es decir, se había ganado un boleto de la lotería y parecía que solo había que ir a cobrarlo, teniendo que tener cuidado con que por el camino no te robasen, te atropellase un coche, etc, sí, pero era posible en el ideario futbolístico del momento.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
De este modo, creo que se ve a Messi como más que un jugador, al margen de lo que es como jugador y de que sea el mejor -junto a Diego- que he visto y probablemente veré. Se le ha visto como una representación de la mejor versión del club y cada vez que las cosas no salen como se esperan y de que no da el rendimiento que debería, sucede lo que hoy: argumentos y más argumentos de todo tipo, de diferente grado de inconsistencia, para eximir de responsabilidad a Messi que provocan que se caigan en las hipérboles constantes, tanto en las buenas como en las malas -aunque casi siempre en un mismo sentido-, y que, aún dentro de una misma lógica interna, son insconsistentes por esencia. A saber, he visto a gente de esta misma web ir en la línea de “Messi hace lo que quiere, cuando quiere y donde quiere” y luego decir que si no recibe en ventaja no puede generar peligro ante una Roma que, objetivamente, tiene mucha menos materia prima que este FCB.
En definitiva, lo repito por si vuelve a ver alguna duda, al mejor jugador que he visto y seguramente que veré junto a Maradona, no le hace falta el tratamiento condescendiente que recibe casi siempre porque caricaturiza, en cierto sentido, lo que sí que es y representa realmente. Ni creo que le haga ni creo que sea favorecer para su figura.